Estas leyendo
Relevo en puerta en el PRI, surgen dos nombres

Relevo en puerta en el PRI, surgen dos nombres

Avatar
Relevo en puerta en el PRI, surgen dos nombres
Círculo Rojo
Por: Iván Duarte

Dadas las circunstancias en las que se encuentra el Partido Revolucionario Institucional (PRI) poco halagüeñas son pocas las figuras que levantan la mano para suceder en la dirigencia estatal a dicho instituto, dicho sea de paso, pocos quieren “meterle” con el ánimo de revivir al muerto.

Un análisis somero revela a cualquier persona que utilice la lógica, que si alguien puede tomar las riendas de este instituto, que algunos dan por muerto y otros no; es sin duda, que tenga no solo el liderazgo, sino el capital humano para tejer una estructura interna con miras a sacar el barco a flote.

Para los priístas no es un secreto que Pablo Gamboa Míner ha ido y venido tantas veces a la Casa del Pueblo en fechas recientes, como nunca se le había visto antes, en visitas y charlas tendidas con el actual dirigente, Francisco Torres Rivas.

De ahí ha corrido un trascendido, “Pablito” quiere ser el sucesor de “Panchito” en la silla presidencial del PRI en Yucatán.

Pero a este “chisme de pasillo” se ha sumado otro. “Los tatiches” o los viejos priístas, según nos comentan han volteado a ver a Víctor Caballero Durán como posible sucesor de esa posición. Nadie ha dicho que él lo esté buscando, sino que simplemente, lo ven como una opción.

Fortalezas y debilidades

Pablo Gamboa

Tiene…

Carisma, político joven, entusiasta y con una buena trayectoria. Se ha ganado cariño de mujeres maduras y jóvenes, que igual lo abrazan como hijo o como novio. No ha dejado de mandar mensajes positivos hacia la militancia después del 06 de junio y se nota que tiene hambre de crecer.

Pero…

Precisamente la reciente elección lo mandó a tercer lugar en el resultado electoral, es decir, viene de una derrota. Y quizá ese no sea el mejor de los mensajes que un nuevo dirigente deba transmitir a su militancia, además de que no se le conoce como poseedor de una gran estructura propia.

Mucho se dice que al final, Pablito, terminará haciendo lo que su padre diga, don Emilio Gamboa; algo así como aquel meme donde vimos el “ya cállese señora”. Y si al papá le agrada la idea de que su hijo sea el dirigente del PRI, entonces tiene el 80 por ciento del camino avanzado, solo con la venia de don Emilio.

Víctor Caballero Durán

Tiene…

A diferencia de Pablito, Víctor Caballero Durán sí cuenta con una larga lista de seguidores o estructura. Y tiene una característica particular. Es disciplinado y no se aferra a ser candidato. Ha estado ahí donde le han pedido, aunque sea para perder. Eso precisamente le ha granjeado que se le tilde de déspota, o al menos eso comentan algunos.

Pero…

Pesa sobre él, el “mote” del Padrino, su sola mención hace interpretar qué tal o cual circunstancia. Para prueba un botón. Para muchos es la mente que opera detrás de Verónica Camino Farjat en Morena. Tan pronto en el PRI ven un movimiento extraño, enseguida le atribuyen la omnipresencia a Caballero Durán. Y desde luego, su relación cercana y estrecha con el ex gobernador, Rolando Zapata Bello es innegable.

Te puede interesar
Va Javier May

Te puede interesar: PRI Yucatán apelará sentencia del TFPJF para defender triunfo en Uayma

Uno quiere pero no puede. El otro puede, pero no quiere

En el futuro trámite que está por suceder en los partidos políticos, pues se sabe que al menos el PAN, Morena y el PRI están camino a la renovación de sus respectivas dirigencias. En el PRI, este relevo se tiene considerado en los próximos meses, antes de que termine el año.

Son hasta el momento estas dos figuras las que han salido a la luz pública, o al menos en la vida interna de la militancia priísta.

De Pablo se sabe que quiere, que está negociando con el actual dirigente esa posición, pero la duda ronda en torno a su actual condición, no por el hecho en sí de la derrota como tal, sino por lo reciente del caso. Además de que sea diputado federal pluri y al mismo tiempo dirigente local, no es del todo bien visto. Es precisamente eso, que le reclaman a Pancho Torres, que haya querido dirigir y ser candidato al mismo tiempo.

De Víctor a pesar de ser bien visto por cierta “cúpula” priísta, no se le ha visto en el partido, algunos han dicho que ya no quiere nada con la política, y la única gran incógnita es, de ser él, ¿habrá cabida para otros grupos que no sean Rolandistas?

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en nuestras redes sociales, Instagram, TwitterFacebook

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados