Estas leyendo
Santa Inés de Montepulciano, gran amor por Jesús crucificado

Santa Inés de Montepulciano, gran amor por Jesús crucificado

Avatar
Santa Inés de Montepulciano

Santa Inés de Montepulciano nació en Montepulciano, (Italia) en 1268 y fue una de las figuras más brillantes de la Orden de Santo Domingo. A los 9 años obtuvo que sus padres (que eran de una de las principales familias de la ciudad) la dejaran irse a vivir a un convento de religiosas. Allí su seriedad y su comportamiento tan inteligente le atrajeron de tal manera la confianza de las superioras que cuando apenas tenía catorce años la encargaron ya de la portería del convento y de recibir las visitas.

Apreciando los vecinos de Montepulciano el bien espiritual que reportaba el monasterio de Proceno puertas afuera, ruegan, suplican y empujan a Inés para que funde otro en su ciudad pensando en la transformación espiritual de la juventud. Descubierta la voluntad de Dios en la oración, decide fundar. Será en el monte que está sembrado de casas de lenocinio, “un lugar de pecadoras”, y se levantará gracias a la ayuda económica de los familiares, amigos y convecinos. Ha tenido una visión en la que tres barcos con sus patronos están dispuestos a recibirla a bordo; Agustín, Domingo y Francisco la invitan a subir, pero es Domingo quien decide la cuestión: “Subirá a mi nave, pues así lo ha dispuesto Dios”.

Su fundación seguirá el espíritu y las huellas de santo Domingo y tendrá a los dominicos como ayuda espiritual para ella y sus monjas. Con maltrecha salud, sus monjas intentan procurarle remedio con los baños termales cercanos; pero fallece en el año 1317.

Fue canonizada por S.S. Benedicto XIII en el año 1726

Oración a Santa Inés de Montepulciano

Tú, Señor,que concediste a Santa Inés de Montepulciano,
el don de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde,
concédenos también a nosotros, por intercesión de esta santa,
la gracia de que, viviendo fielmente nuestra vocación,
tendamos hacia la perfección que nos propones en la persona de tu Hijo.

Que vive y reina contigo.

Te puede interesar
¡OREMOS POR LAS NECESIDADES DE NUESTROS PRÓJIMOS! ¡OREMOS AL SEÑOR! ¡SEÑOR, TEN PIEDAD!

Por los siglos de los siglos.

Amén.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en nuestras redes sociales, Instagram, TwitterFacebook

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados